Cómo convertir unas ruedas de mtb normales en tubeless

0
1344
tubeless

Son cada vez más los ciclistas que practican mountain bike que llevan el sistema tubeless en sus ruedas. Este sistema tiene unas ventajas muy importantes respecto al sistema tradicional de cámara de aire de toda la vida.

No obstante, son muy pocas las ruedas que se venden que vienen con el sistema tubeless, pero cualquier rueda que tengamos se puede convertir, vamos a ver cómo.

Pasos para convertir una rueda normal a tubeless - piopialo          

Convertir unas ruedas normales en tubeless no es nada complicado, y cualquiera puede hacerlo en su casa sin ningún problema siguiendo los siguientes pasos.

Kit tubeless

Lo primero que tenemos que tener es el kit necesario para poder convertir las ruedas. Estos kits se venden en cualquier tienda especializada de ciclismo a partir de unos 20 euros, dependiendo de la marca.

Estos kits suelen estar compuestos por una cinta adhesiva, las válvulas específicas y el líquido antipinchazos.

Lo primero que tenemos que hacer es quitar el fondo de llanta a la rueda que vamos a tubelizar. Una vez quitado el fondo de llanta veremos los agujeros de los radios.

tubelessA continuación limpiaremos bien toda la superficie interior de la llanta, que es donde vamos a colocar la cinta adhesiva. Una vez limpio pegaremos la cinta, comenzando por el agujero de la válvula. La pegaremos con cuidado intentando que no queden burbujas.

Una vez puesta la cinta adhesiva, con un cuchillo, destornillador o similar haremos un agujero en el punto donde va la válvula. Hecho el agujero colocaremos la válvula.

Neumático tubeless o tubeless ready

Una vez colocada la cinta adhesiva y la válvula solamente nos queda montar la cubierta. Es imprescindible que la cubierta sea tubeless o tubeless ready, ya que una normal es porosa y se escapará el aire.

Una vez montada la cubierta lo único que queda por hacer es añadir el líquido antipinchazos. Lo podemos añadir o bien retirando el obús de la válvula o bien justo antes de colocar completamente la cubierta.

Es importante también no echar cantidad de más de líquido antipinchazos, ya que eso no nos protegerá más. Hay que echar lo que marque el fabricante, que generalmente suele estar en torno a unos 60 ml por rueda.

Por último procederemos al inflado. Es recomendable disponer de un compresor para que el neumático talone bien. Con una bomba de mano no podremos dar la suficiente presión para ello.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here