Rodamientos cerámicos vs rodamientos tradicionales

0
1055
rodamientos

En una bicicleta, ya sea de montaña o de carretera vamos a encontrar un componente que se sitúa en gran número de sitios. Se trata de los rodamientos. Los vamos a encontrar en la dirección, buje delantero, buje trasero y eje pedalier.

La función de los rodamientos es muy simple. Permiten el giro de dos piezas que están unidas entre sí mediante una rodadura. Por ello están situados en las partes móviles de la bicicleta.

Los rodamientos cerámicos tienen una serie de ventajas respecto a los tradicionales, pero son notablemente más caros.  - piopialo          

Hay dos tipos de rodamientos que podemos encontrar, los rodamientos de toda la vida, que están realizados en acero, y los rodamientos cerámicos. Vamos a ver las diferencias que existen entre ellos. rodamientos

Rodamientos cerámicos vs tradicionales

En una bicicleta de serie por defecto van a venir montados siempre rodamientos tradicionales. Esto es principalmente debido a que son mucho más baratos que los cerámicos.

Los tradicionales tienen unas bolas de acero situadas de forma radial en el interior del rodamiento. Son realmente muy efectivos, y reducen notablemente la fricción en el giro respecto a otros sistemas como los casquillos o cojinetes.

Los cerámicos van un paso más allá en cuestión de prestaciones respecto a los tradicionales. Principalmente van a aportar una mayor suavidad de giro que los tradicionales y también una mayor durabilidad.

El giro en un rodamiento cerámico va a ser más suave porque tanto las bolas como la pista de rodadura llevan un tratamiento superficial que va a hacer que la fricción se reduzca notablemente.

rodamientos Al tener una fricción mucho menor que un rodamiento tradicional las temperaturas que va a alcanzar ese rodamiento son muy inferiores respecto a uno tradicional, por lo que su vida útil va a ser mucho más larga. Se estima que en condiciones óptimas de uso uno cerámico dura unas 15 veces más que uno tradicional.

Otra ventaja de los cerámicos es que al tener una menor fricción van a proporcionar algunos watios extra respecto a los tradicionales. Esto realmente tiene importancia en competición, donde las diferencias entre ciclistas son mínimas. Para aficionados este dato no debería ser relevante.

Por último hay una diferencia muy importante entre ambos, que es el precio. Los cerámicos son mucho más caros que los tradicionales. Si ponemos como ejemplo los rodamientos del eje pedalier, si son cerámicos la pareja puede superar fácilmente los 200 euros, y los tradicionales estar en torno a los 40 euros.