Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Averías más comunes de la bicicleta: cuáles son y cómo repararlas

20 mayo, 2019

Muchas veces durante la salida en bicicleta se presentan averías que pueden complicar el día y obligar al conductor a detener la marcha normal para solventar la avería.
A nadie le gusta tener incidentes de este tipo, por lo que se debe realizar un mantenimiento adecuado de manera regular para evitarlo. A continuación te acercamos las averías más comunes que pueden darse en la carretera.

Averías más comunes de la bicicleta

Listín mínimo necesario

No hace falta llevar una gran cantidad de cosas y herramientas para la reparación de pequeños problemas y, si se es observador, es posible ir bien equipado para resolver todo tipo de problemas sin la necesidad de llevar una maleta llena de herramientas.

En la actualidad los componentes de las bicicletas son más fáciles de reparar que antaño, todo ello sin la necesidad de una gran cantidad de herramientas. Sin embargo hay una lista mínima de utensilios que sí son básicos:

  • Un juego de llaves Allen o un multi-herramientas.
  • Un atornillador mixto
  • Un paquete de parches
  • Una cámara para repuesto
  • Una bomba de aire portátil

Los pinchazos
Una de las averías más comunes para los ciclistas son los pinchazos en las ruedas. Las causas son variadas, pueden ser por incisiones o por la punción de los neumáticos por objetos punzantes o cortantes. Puede producirse por que la cámara se ha rozado con alguna superficie.

¿Cómo prevenirlo y repararlo?

Para prevenirlo se debe circular con una presión adecuada, sin apresurar la vida de los neumáticos.
Para repararlo, se debe bajar el o los neumáticos, sacar la cámara de aire y parchear o tubular y posteriormente volver a montarla. Por lo general se realiza el cambio de la cámara y luego se repara la dañada.

Consejo

Las cámaras que son ultraligeras presentan una mayor vulnerabilidad en cuanto a pinchazos, por lo que se recomienda utilizar cámaras más gruesas si se va a circular por vías en mal estado

Cadena rota

Suele ser una avería común si no se realiza un mantenimiento adecuado. Se da por el desgaste o el alargamiento de los pequeños eslabones que la conforman o porque los casquillos y los rodillos estén holgados y distanciados.

Para prevenir esta avería, es recomendable realizar el cambio de la cadena cuando lleve unos 3000 o 4000 kilómetros. También se debe evitar cruzar en exceso la misma. Para reparar este tipo de averías se requiere de un tronchacadenas. Primero se debe cortar un eslabón, para luego remachar nuevamente el bulón.

Consejo

Si no se cuenta con un tronchacadenas o deslabonador, se puede hacer la unión de la cadena con un pedazo de alambre. Es una solución momentánea, pero permitirá llegar al destino y solventar adecuadamente la avería.

Radios rotos

La rotura de los radios puede presentarse debido a una rueda que no se ha radiado bien, en caso de la una rueda doblada, debido a un impacto lateral, el sobrepeso o materiales desgastado.

Para prevenirlo lo mejor es realizar un mantenimiento periódico de la rueda, evitar montar radios muy delgados o ruedas ligeras, si se hace una actividad intensiva.

Para repararla se debe aumentar la tensión tanto en radio anterior como en el posterior en la misma rueda del que se ha dañado.

Consejo

El radio que se ha roto debe ser quitado para evitar que se enganche de los frenos, de las vainas o de las horquillas. Si el radio dañado se encuentra en el lado donde está el piñón, no puede ser retirado, por lo que se recomienda que se amarre con los radios contiguos, esperando para cuando se desmonte el casete y pueda ser reemplazado.

Dirección holgada

Esta puede deberse al asentamiento de los rodamientos, al desgaste en las pistas de rodadura o porque esté
floja la potencia.

Para prevenirlo lo recomendable es realizar el mantenimiento o la limpieza de la bicicleta para comprobar que la regulación de la dirección sea la adecuada.

Para la reparación en el caso de direcciones ahead, se debe aflojar completamente la potencia, luego apretar con un par de vueltas el tornillo que está en la de la dirección, siempre verificando que el manillar se encuentre recto, para apretar nuevamente la potencia.

En el caso de direcciones de rosca,se necesita una llave que sea específica para la rosca, aunque muchas veces con las manos se puede girar la tuerca para eliminar la holgura.

Consejo

Cuando no se puede quitar dicha holgura hay que apretar el tornillo de la tapa. En este caso con una piedra o un objeto duro se debe dar un golpe en seco para bajarle y poder apretar el rodamiento. Antes de dar el golpe, hay que tapar la potencia para no estropearla.

Mala sincronía de los piñones

Esto suele deberse a un desgaste de los mandos o a un golpe que el desviador reciba y provoque que la patilla se doble. Para prevenirlo es recomendable que se realice un reemplazo anual de los cables y de las camisas de cambio. También cuando la bicicleta sea transportada en colectivo, no debe haber apoyo del desviador del cambio trasero.

Para repararlos se debe trabajar en los tensores de los cables del cambio para hacer que la cadena se engrane adecuadamente en la corona. En caso de no poder regularle, es probable que la patilla se haya torcido; con una llave Allen 6 mm, haciendo palanca se puede enderezar. Es un procedimiento que se debe realizar con cuidado.

Consejo

El proceso de sincronización debe ser empezado en el penúltimo piñón. Ya que la cadena y el desviador en esta posición tienen un mejor funcionamiento.

Existen muchas averías más. Sin embargo como ya se dijo pueden prevenirse si se realiza el mantenimiento correcto antes de las salidas.