Saltar al contenido

Ciclismo con diabetes ¿Es posible practicar?

19 julio, 2019

Escrito por: Berthy Perez Lases

Tan solo en España cerca de 400.000 personas desarrollan diabetes cada año. ¿Es posible practicar ciclismo con diabetes o algún otro deporte ? Es la pregunta que vamos a abordar el día de hoy

¿Qué es la diabetes? 

La diabetes es un grupo de enfermedades caracterizadas por un alto nivel de glucosa resultado de defectos en la capacidad del cuerpo para producir o usar insulina.

Existen dos tipos de diabetes:

Diabetes Tipo 1

Generalmente se les diagnostica diabetes tipo 1 a niños y adultos jóvenes. Anteriormente se conocía como diabetes juvenil. En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina.

La insulina es la hormona necesaria para convertir el azúcar, los almidones y otros alimentos en la energía necesaria para la vida diaria. Solo 5% de las personas con diabetes tienen este tipo. Con la ayuda de la terapia con insulina y otros tratamientos, incluso los niños con diabetes tipo 1 pueden aprender a controlar su enfermedad y tener una vida larga, sana y feliz.

Diabetes Tipo 2

La diabetes tipo 2 es el tipo más común de diabetes. Millones de Españoles han recibido un diagnóstico de diabetes tipo 2, y muchos más desconocen que tienen un alto riesgo de tenerla. 

Con la diabetes tipo 2 el cuerpo no produce suficiente insulina o las células no hacen uso de la insulina. La insulina es necesaria para que el cuerpo pueda usar la glucosa como fuente de energía. Sin ella, ese combustible permanece en el torrente sanguíneo, donde daña órganos y tejidos. Es fatal sin tratamiento.

Te recomendamos leer: Los beneficios de un descanso a mitad de temporada

¿Es posible practicar ciclismo con diabetes?

Resultado de la imagen para ciclismo diabetes

Un diagnostico de diabetes no significa que sus días como ciclista llegaron a su fin.

La respuesta más rápida a esta pregunta es si, sí puedes practicar ciclismo con diabetes. Sin embargo, la diabetes de cada persona es diferente, por lo tanto, si tiene diabetes, trabaje con su profesional de la salud para asegurarse de que disfrute de su deporte de manera segura.

El primer paso para controlar la diabetes es trabajar en estrecha colaboración con su profesional de la salud para encontrar un plan que coincida con sus objetivos arriba de la bicicleta. Este es un paso no negociable: todas las personas con diabetes son diferentes, y su enfoque debe ser personalizado para sus necesidades específicas. Busque un médico que entienda cuánto monta y cuáles son sus objetivos.

Su médico puede ayudarlo a establecer un plan, incluidos los mejores momentos del día para entrenar y cómo monitorear, ajustar y, en última instancia, controlar sus niveles de glucosa fluctuantes. 

Te podría interesar: Los entrenamientos de cadencia alta no ofrecen beneficios ¿Cierto?

Todo es cuestión de prueba y error

Resultado de la imagen para ciclismo diabetes

Una vez que tiene su plan de entrenamiento bien elaborado y fue elaborado a lado de su médico de confianza es tiempo de comenzar a jugar prueba y error. 

Ya que habrá que realizar ciertos ajustes si planeas pasar 4 horas arriba de la bicicleta o solamente una hora. Pero no te desanimes el cuerpo es maravilloso y poco a poco se irá acostumbrando. Tomará un poco de prueba y error para descubrir cómo responde mejor su cuerpo.

Se requiere un estricto control

Recuerde que esta es una condición que requiere una calibración cuidadosa. Eso significa mucho autocontrol. Las personas con diabetes hacen un seguimiento de sus niveles de azúcar en la sangre antes, durante y después del ejercicio utilizando un medidor de glucosa en sangre o un monitor de glucosa continuo (CGM).

“Para un rendimiento óptimo arriba de la bicicleta necesitara mantener sus niveles de azúcar en la sangre dentro de un rango objetivo”.

Te recomendamos leer: El uso de EPO no mejora el rendimiento deportivo

Un CGM, especialmente en largas distancias o en carreras, es extremadamente útil. El CGM funciona midiendo la cantidad de glucosa en el líquido intersticial cada cinco minutos, luego enviando la información a un receptor. De esta manera, se obtiene una lectura constante de glucosa en la sangre, lo cual es clave para ser un atleta competitivo.

El CGM también hará sonar una alarma si sus lecturas son peligrosamente altas o bajas.

Una de las grandes ventajas de usar un monitor de glucosa continuo es que los datos del CGM también se pueden descargar en su computadora o teléfono inteligente y compartir con su médico o entrenador.

Conclusión

“La realidad para los ciclistas es que ningún sistema es 100% perfecto; solo tienes que aprender a lidiar con ello “

También deberás llenar tus bolsillos con otros elementos esenciales, por ejemplo: Un medidor de glucosa en sangre para respaldo, medicamentos, alimentos, agua, brazalete de identificación de alerta médica , teléfono celular y billetera, un par de gramos extras en cada salida.

Te recomendamos leer: Aprende a elegir zapatillas para ciclismo

La clave para poder disfrutar de tu actividad deportiva favorita es llevar un control exacto de todo y trabajar con ayuda de tu médico de confianza.

¿Tubulares o cubiertas? Te diremos cual es el mejor