Cuanta forma perdemos cuando no entrenamos

0
18771
www.merkabici.es

Es evidente que para la práctica de cualquier deporte, ya sea ciclismo, running, culturismo, fútbol….. es fundamental llegar a un nivel físico aceptable, y para llegar a ello la base fundamental e imprescindible es el entrenamiento.
También hay que tener en cuenta que no es lo mismo un entrenamiento dirigido a deportes de fondo como pueden ser el ciclismo o el running que a deportes más explosivos como la prueba de los 100 metros lisos, el lanzamiento de disco, etc. Para cada deporte habrá que realizar un entrenamiento específico adecuado a las necesidades de cada uno.
A todas las personas que practican un determinado deporte con regularidad les ha ocurrido en alguna ocasión cierta circunstancia como puede ser una enfermedad, una lesión, períodos de trabajo muy estresantes o unas vacaciones, que les ha obligado a parar totalmente el entrenamiento. Pues bien, desde Merkabici queremos describir en este artículo cuánto estado de forma perdemos cuando tenemos períodos de inactividad deportiva total.

La pérdida del estado de forma depende de tres factores principales: - piopialo          

que hay que tener en cuenta. Para empezar los deportistas de élite pierden su estado de forma mucho más rápidamente que aquellas personas que practican deporte de manera amateur o recreativa. Tenemos que tener en cuenta que los entrenamientos de los deportistas de élite son muy exigentes y están destinados a obtener estados de forma óptimos para la competición. Sin embargo, los entrenamientos de los deportistas amateurs son menos exigentes y el estado de forma que se alcanza es menor que el de un deportista de élite.
El segundo factor a tener en cuenta a la hora de perder el estado de forma tiene que ver con el deporte que se practica. Aquellos deportistas que entrenan para practicar deportes de resistencia pierden el estado de forma más lentamente que aquellos que entrenan para realizar deportes de fuerza. Esto es debido al tipo de fibras musculares que cada uno de ellos ha desarrollado durante los entrenos. Las fibras musculares que nos aportan más fuerza se pierden más rápidamente que aquellas que nos aportan resistencia. Por ello las personas que hacen culturismo tienen que entrenar prácticamente a diario para mantener la musculatura.
Por último, el tercer factor determinante en la pérdida de forma física es la edad. Cuanto mayor sea la edad de una persona más rápidamente le afectará la inactividad.
Vistos los factores que influyen en el estado de forma, vamos a analizarlo desde el punto de vista del ciclismo. En la siguiente tabla se muestra cuánta condición física se va perdiendo si no hacemos absolutamente nada de deporte, y estábamos en un rango de 2 a 4 entrenamientos por semana, que suele ser la media de entrenamientos que realizan los deportistas amateurs.

Sin título

Como podemos observar en la tabla, si estamos sin entrenar entre 3 y 5 días no pasa absolutamente nada, prácticamente no perdemos estado de forma. Realmente comenzaremos a notar la pérdida de forma a las dos semanas de inactividad, ya que en ese momento aumentarán nuestras pulsaciones en reposo (pueden aumentar entre un 5 y un 10%) y comenzará a descender nuestro VOmax (Volumen máximo de oxígeno).
Si en lugar de dos semanas de inactividad, estamos 3 semanas notaremos un empeoramiento más notable en el estado de forma, ya que a partir de la tercera semana de inactividad comienza la pérdida de masa muscular, y además de la pérdida de musculatura la frecuencia cardíaca en reposos sigue aumentando.
Como podemos observar en la tabla, con un período de inactividad de 7 semanas perdemos el 100% de nuestro estado de forma. Entre las semanas 4 y 7 lo que va a suceder en nuestro organismo es lo siguiente:
– Perderemos el aumento de los depósitos de glucógeno que hemos logrado entrenando. Recordemos que el glucógeno se va a transformar en glucosa cuando hacemos deporte, y es la gasolina que van a utilizar nuestros músculos.
– En este período nuestro VOmáx estará por los suelos, ya que empeorará entre un 50 y un 70% de lo que ganamos practicando deporte.
– Por último la grasa. Nuestro metabolismo se ralentizará y no metabolizará la grasa tan rápido como lo hacía cuando estábamos en un estado de forma óptimo, por lo que nuestro organismo tenderá a acumular grasa.

 

COMPARTIR