El Asma en los Ciclistas

El Asma en los Ciclistas: Síntomas, Tratamiento y Precauciones

¡Prepárense, amantes del ciclismo! Hoy vamos a hablar de un tema que afecta a muchos de nuestros queridos ciclistas: el asma. Seguro que todos recordamos el famoso caso de Froome, quien dio positivo por una sustancia llamada sulbutamol. Pero, ¿qué es realmente el asma y cómo afecta a los amantes de este deporte? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

Índice
  1. El Asma y sus Síntomas
  2. Tratamiento del Asma
  3. El Ciclismo y el Asma: ¿Un Binomio Perjudicial?
  4. Precauciones para los Ciclistas con Asma
  5. ¿Cómo hacer EJERCICIO si tengo ASMA?

El Asma y sus Síntomas

El asma es una afección respiratoria crónica que puede afectar tanto a ciclistas como a personas que practican otros deportes. Los síntomas más comunes incluyen tos, sensación de fatiga, pitido en el pecho y dificultad para respirar. Estos síntomas pueden disminuir el rendimiento debido al estrechamiento de los conductos pulmonares, provocado por procesos inflamatorios y el aumento de moco.

Según estudios, aproximadamente el 40% de los ciclistas son asmáticos, en comparación con el 8% de la población general. Esta diferencia se debe en gran parte a la exposición a aire contaminado o polen que entra en nuestros pulmones durante las largas horas de pedaleo. Por lo tanto, es altamente recomendable someterse a las pruebas pertinentes para detectar si padecemos esta condición.

Tratamiento del Asma

Al igual que en cualquier otra persona, el tratamiento más eficaz para el asma en los ciclistas son los inhaladores, conocidos como B2 Agonistas. Según el profesor Dickinson de la Universidad de Kent, "sabemos que las dosis terapéuticas de los inhaladores no afectan al rendimiento. Tenemos mucha investigación que lo respalda". Tomar medicamentos a través de los inhaladores no aumenta la capacidad pulmonar más allá del 100%, simplemente nos permite respirar mejor al favorecer la desinflamación.

Existen otras formas de tratar el asma, como pastillas o corticosteroides inyectables, que son efectivos para el tratamiento de alergias y asma en general. Sin embargo, su relación con el aumento del rendimiento sigue siendo objeto de debate. Esto es precisamente lo que le sucedió a Wiggins durante el Tour de 2011 y 2012, cuando se le concedió un TUE (permiso para ciertos medicamentos por razones de salud).

El Ciclismo y el Asma: ¿Un Binomio Perjudicial?

Digamos las cosas como son: el ciclismo puede resultar perjudicial para aquellos que padecen asma. La razón detrás de la alta incidencia de esta condición entre los ciclistas se debe principalmente a la gran cantidad de horas que pasamos respirando aire "sucio". Sin embargo, esto no significa que debamos abandonar nuestra pasión por el ciclismo. Con las precauciones adecuadas, podemos disfrutar de este deporte sin riesgos.

Es altamente recomendable acudir a un médico y realizarse pruebas para verificar si padecemos asma. En caso de ser diagnosticados con esta condición, debemos llevar siempre un inhalador con nosotros durante nuestras rutas en bicicleta. No hay nada de qué preocuparse, muchos

Precauciones para los Ciclistas con Asma

Si eres uno de esos valientes ciclistas asmáticos, aquí tienes algunas precauciones que debes tener en cuenta para disfrutar de tu pasión sin contratiempos:

  1. Consulta a un especialista: Antes de comenzar cualquier actividad física intensa, es fundamental acudir a un médico especialista en asma. Ellos podrán realizar pruebas y evaluar tu condición para brindarte las recomendaciones adecuadas.
  2. Mantén tu inhalador a mano: Llevar contigo un inhalador de rescate es esencial. Asegúrate de tenerlo siempre en tu mochila o bolsa de ciclismo para poder usarlo en caso de necesidad. Recuerda seguir las indicaciones del médico sobre la frecuencia y dosis adecuadas.
  3. Calentamiento y enfriamiento adecuados: Realizar un calentamiento previo antes de cada salida en bicicleta es crucial para preparar tus pulmones y evitar posibles complicaciones. Del mismo modo, dedicar unos minutos al enfriamiento al finalizar tu entrenamiento ayudará a tu cuerpo a recuperarse de manera gradual.
  4. Evita los alérgenos: El asma puede verse desencadenada por alérgenos como el polen, el polvo o el pelo de mascotas. Si eres sensible a alguno de estos factores, trata de evitarlos en la medida de lo posible. Utiliza mascarillas cuando sea necesario y mantén tu entorno lo más libre de alérgenos posible.
  5. Controla la calidad del aire: Antes de salir a pedalear, revisa los índices de contaminación y calidad del aire en tu zona. Si los niveles son demasiado altos, es recomendable modificar tu ruta o aplazar tu entrenamiento para proteger tus pulmones.
  6. Hidratación adecuada: Mantenerse hidratado es esencial para cualquier ciclista, pero aún más importante para aquellos que padecen asma. El agua ayuda a mantener las vías respiratorias hidratadas y a reducir la inflamación.
  7. Escucha a tu cuerpo: Si durante tu entrenamiento sientes algún síntoma de asma, como dificultad para respirar o pitidos en el pecho, detente y toma las medidas necesarias. No ignores las señales de tu cuerpo y busca un lugar seguro donde puedas utilizar tu inhalador si es necesario.

¿Cómo hacer EJERCICIO si tengo ASMA?

Fuente vídeo: Raúl Ortega (TKI)

Conclusión

El asma no debe ser un obstáculo para disfrutar del ciclismo. Si bien es una condición que requiere atención y precauciones adicionales, con el tratamiento adecuado y las precauciones necesarias, los ciclistas asmáticos pueden seguir disfrutando de su pasión sobre dos ruedas.

Recuerda siempre acudir a un médico especialista, llevar contigo tu inhalador y escuchar a tu cuerpo. El ciclismo es un deporte maravilloso que nos brinda alegría y salud, y con las precauciones adecuadas, podemos pedalear sin límites.

¡Así que prepárate, ajusta tu casco y sal a disfrutar de la libertad sobre dos ruedas, sin importar si padeces asma o no!

Berthy Perez Lases

Berthy PerezCopywriting especializado en ciclismo en sus respectivas disciplinas.

ENTRADAS RELACIONADAS

Subir