Saltar al contenido
Merkabici

Empezar con la bicicleta: Consejos Básicos (II)

7 febrero, 2015
Empezar con la bicicleta: Consejos Básicos (II)

 

Seguimos contándote qué cosas debes tener en cuenta cuando vuelves a coger la bicicleta después de una temporada sin hacerlo. Recuerda lo que te hemos dicho en otras ocasiones: empezar con la bicicleta no es solamente cogerla por vez primera (algo que quizás queda muy lejano en el tiempo para ti, ¿verdad?) sino volver a ella después de un parón de al menos un mes, o de uno que haya acarreado algún problema de salud, como lesiones o enfermedades. Por eso estos consejos pueden, en contra de lo que quizás pienses, ser útiles para absolutamente todos los cicloturistas en algún momento de su vida. Así que no te cortes, léelos e intenta aplicarlos cuando los necesites…

4. Mide tus tiempos. Seguramente el mayor problema para el entrenamiento de un cicloturista normal sea el tiempo. Combinar nuestra afición a la bici con el trabajo, el ocio o la vida familiar no siempre es fácil, y al final tenemos que acabar sacando tiempo de donde no hay para salir a rodar un poco. Por eso tienes que ser muy consciente del tiempo del que dispones y no intentar rendir por encima de tus posibilidades en ese espacio temporal. En otras palabras, si tenías pensado salir a hacer todos los días noventa minutos de bici y al final solo puedes hacer sesenta no intentes completar los mismos kilómetros en ambos entrenamientos. Cada cual tiene sus circunstancias, así que tómalo con tranquilidad.

5. No seas glotón. Pero no seas glotón sobre la bicicleta. A lo mejor piensas que si te metes un atracón de kilómetros un día estás solventando la ausencia de entrenamientos anteriores, pero eso no es así. El entranamiento debe de ser sostenido y evolutivo, siempre con un ligero incremento de dureza, longitud e intensidad. De nada te va a servir salir un sábado y hacerte todos los kilómetros de la semana, porque eso no será un entrenamiento positivo. Descansarás mal, no recuperarás en condiciones y además te puedes lesionar. Recuerda que ya lo dijo Aristóteles (y este era un señor griego de lo más sabio): la virtud está en el equilibrio. Así que nada de atracones, por favor.

 

Marcha-Cicloturista-Valencia

6. Olvídate de datos externos y escucha a tu cuerpo. Velocidades medias, pulsaciones, datos sobre los watios…todas esas cosas nos van a servir para realizar un entrenamiento muy adecuado, mejorando nuestras prestaciones y auxiliándonos en la búsqueda de nuestros propios límites…pero eso será en otros días. Ahora, al principio de nuestro entrenamiento, vamos a dejarnos de números y a fijarnos en otras cosas. Siente el viento, el rozar de las ruedas contra el asfalto, el mar que ruta allí al fondo. Y olvídate de la velocidad media, de esos cinco kilómetros más rápido que hacías este mismo recorrido hace tiempo. Ya volverá, no desesperes, ahora tus objetivos son otros.

Article-Puertos-Ribagorza-Graus-53A0392E06Fb4

7. Progresión, progresión. Empezar lento para acabar rápido es la máxima que rige toda gran escalada ciclista…y la misma que debes de seguir tú ahora en estos momentos de preparación iniciales. Tienes que empezar poco a poco e intensificar gradualmente cada día la intensidad y distancia de tu entrenamiento. Sobre el ritmo si tienes alguna duda se puede decir que en estos primeros días nunca podrás sobrepasar aquel que te permita ir charlando con tus compañeros de marcha. Cuando no puedas hablar con ellos…rebaja la velocidad, amigo.

 

En el próximo capítulo acabamos con nuestro decálogo de consejos para empezar con la bici.