Saltar al contenido

Entrenamientos con fatiga, verdaderamente ¿son beneficiosos?

23 septiembre, 2018
www.merkabici.es

Para empezar vamos a definir qué son son entrenamientos con fatiga. Simplemente son aquellos entrenamientos que realizamos cuando todavía no nos hemos recuperado de un esfuerzo anterior. Muchas veces tenemos el concepto de que si entrenamos estando fatigados, no dejando a nuestro cuerpo que recupere del todo, tendremos lo que se denomina una supercompensación, y nuestro rendimiento mejorará.

www.merkabici.es
Pero esto no es del todo así, porque los entrenamientos no son una fórmula matemática, sino que tienen que estar adaptados individualmente a cada uno.
Es más, si entrenamos a lo loco y no dejamos que nuestro cuerpo se recupere correctamente de los esfuerzos que hemos estado realizando lo que conseguiremos será el efecto contrario, es decir, que nuestro rendimiento se verá mermado.
No obstante, en ciclistas profesionales o que tienen un nivel muy alto, los entrenamientos con fatiga les pueden funcionar. Hay que tener en cuenta que son deportistas que están en un estado físico muy bueno, y que su organismo recupera mucho mejor que el de una persona que no es profesional o no está tan entrenada.

Por ello, ellos si pueden en determinados momentos de la temporada realizar este tipo de entrenamientos y conseguir una mejora en su rendimiento. Pero lo general es que muy poca gente pueda realizar este tipo de entrenamientos y que realmente saquen un beneficio de ello.

b05e80e06219af566fc7d1aa34266126

No obstante, tanto profesionales como amateurs para conseguir una mejor en el rendimiento hay que entrenar y trabajar duro, pero con cabeza y una planificación. Habrá momentos en los que haya que realizar entrenamientos de alta intensidad y habrá momentos en los que haya que realizar entrenamientos de poca intensidad. Por ello es importante insistir en la planificación.
Generalmente todo entrenamiento planificado suele dividirse en dos períodos fundamentales, aunque existen un montón de modelos de entrenamiento. Estos dos períodos serían en período de base y el período específico.

En el período de base es en el que se entrena el volumen a una intensidad baja. Generalmente suele realizarse durante dos o tres meses en invierno, y consiste en sesiones en las que se va aumentando paulatinamente el volumen, y la intensidad nunca superará el 80% de pulso de nuestro máximo. Con esta base se consigue obtener la resistencia necesaria para aguantar el resto de la temporada, además de que se producen efectos cardiovasculares beneficiosos en nuestro organismo.
Una vez terminado el período de base entraríamos en el entrenamiento específico, que es aquel en el que se va aumentando paulatinamente la intensidad de los entrenamientos para llegar a un estado de forma óptimo. Este período dura puede durar unos dos meses y se compone de entrenamientos específicos en el que se trabaja la intensidad de varias formas. Una de ellas son las series de fuerza resistencia, por ejemplo.

En conclusión, la mejor forma de entrenar y de sacar un rendimiento positivo de ello no es entrenar a lo loco y a tope siempre, ya que lo normal será que nos estanquemos y nuestro rendimiento no aumente.
Por ello es muy importante la planificación y hacer las cosas ordenadamente y con cabeza.
Un consejo es seguir el plan de entrenamiento de Chema Arguedas que viene en su libro, que es un best seller y muy conocido en el mundo del ciclismo “Planifica tus pedaladas”, donde explica de forma muy sencilla las bases del entrenamiento y cómo mejorar, además de tablas de entrenamiento.