Saltar al contenido

Cómo evitar el dolor de culo cuando montamos en bicicleta

14 julio, 2018
nalgas

Todos los que montamos en bicicleta hemos sufrido dolor de culo.

Este dolor es muy habitual sobre todo cuando se empieza con este deporte, debido simplemente a la falta de costumbre. Sin embargo hay otros factores que también van a influir, como la badana, o el sillín.

Una buena badana y un sillín que se adapte bien a nosotros es fundamental para que no nos duelan las nalgas cuando montamos en bicicleta.

Badana

La badana es la almohadilla que va alojada en el culote y que va a hacer notablemente más cómodo para nuestras nalgas las salidas en bicicleta.

El precio del culote va a variar sobre todo en función de la calidad de la badana. No es necesario comprar el culote con la mejor badana del mundo, sino que se tiene que adaptar a nuestras necesidades.nalgas

En la descripción de los propios culotes suelen venir indicado para qué uso es. Si hacemos rutas de no más de dos horas de duración, podremos comprar un culote con una badana sencilla y no tendremos ninguna molestia.

Sin embargo, si realizamos rutas de larga duración, más de 5 o 6 horas encima de la bicicleta, es muy recomendable invertir en un culote con una buena badana.

Ropa interior

Es muy común entre los que se están iniciando en este deporte, que lleven ropa interior. Es un error, ya que la propia ropa interior nos va a provocar rozaduras muy molestas.

Por lo tanto hay que ponerse el culote sin ropa interior. Las badanas están preparadas para ello.

Crema antirrozaduras de nalgas

Es aconsejable, sobre todo en rutas largas, untar la badana con alguna crema específica de nalgas. Las cremas que se utilizan para las irritaciones del culito de los bebés son ideales.

Simplemente tendremos que untar la badana con un poquito de esta crema y notaremos bastante comodidad, sobre todo porque evitaremos rozaduras e irritaciones. nalgas

El sillín y su posición

Otro punto clave es la elección del sillín. Cada ciclista tiene que elegir el sillín que mejor le convenga. Los hay más largos, más cortos, más anchos y más estrechos. Dependiendo de la morfología de cada uno debemos elegir uno u otro.

Lo mejor en este sentido, es pedir sillines de prueba en una tienda especializada. Nos dejarán probar este sillín durante unos días para ver si se adapta bien a nosotros.

La posición del sillín también va a influir en el dolor de nalgas. La posición ideal es totalmente recto respecto al suelo. Si lo llevamos ligeramente inclinado hacia atrás o adelante nos puede causar también molestias.

Paciencia

Por último hay que tener paciencia, sobre todo si estamos empezando. Aunque comencemos con un sillín perfectamente colocado, una buena badana y sin ropa interior, las nalgas nos van a doler durante las primeras salidas.

Hay que acostumbrar a nuestro cuerpo a esta nueva actividad. Es recomendable al principio realizar rutas de corta duración para irnos adaptando paulatinamente.

En tres o cuatro salidas nos habremos olvidado del dolor de culo.