Saltar al contenido
MTB

Evolución componentes y accesorios de la bicicleta

17 agosto, 2019
comprar una bicicleta

El avance tecnológico ha llegado al ciclismo de carretera, dejando atrás muchas de las formas de ser y utilizar  algunos componentes y accesorios del ciclismo.

A pesar de que las bicicletas continúan con su funcionamiento habitual, accionadas por la fuerza de tracción del ciclista sobre los pedales. Han sufrido cambios por la evolución de la tecnología.

Así han cambiado los componentes y accesorios de la bicicleta

Sin embargo las rutinas  en la práctica continúan siendo prácticamente iguales, pudiendo ser un poco extrañas para los jóvenes.

Aquí traemos algunos de los elementos en los que el cambio se ha hecho notar más.

El cuadro

Hasta hace poco los cuadros que se usaban en las bicicletas, utilizaban soldados en los tubos diagonales los pernos, que  tenían como función soportar las palanquitas. Esto es algo que ha desaparecido en la actualidad. Por medio de estas pequeñas palancas se realizaba el cambio del plato y del piñón.

En los modelos más actuales de bicicleta, se ha  de utilizar un sistema de cambio indexado, con una posición prefijada en los cambios, las cuales corresponden al salto que hay entre las coronas. Así la pericia que tuviese el ciclista era la que se encargaba de que la cadena se ajustará en la corona cuando era necesario hacer un mayor desarrollo.

Los pedales 

En el año 1971 se realizó un diseño de pedales con un sistema que permitía que la zapatilla se fijará al pedal sin necesidad de utilizar correas. Sin embargo,  fue en el año 1985 cuando Look y Bernand Hinault (ciclista) empezaron con la comercialización de unos pedales que tenía un resorte automático para el enganche y desenganche de la zapatilla.

Antes de eso, las zapatillas del ciclista se mantenían unidas al pedal por medio de unos calapiés y unas correas que utilizando unos tacos y con las que se mejoraba la unión con la zapatilla, evitando que se saliera cuando el cambio era realizado a un ritmo fuerte. Esto es así porque la que las caídas siempre han resultado un peligro para el ciclista, más aún si se el desenganche se realizaba de forma manual.

Zapatillas con cordones

Un complemento que no puede ser separado de los pedales con rastrales y con correas se elaboraba estas zapatillas manufacturadas en cuero. Estas zapatillas no tenían nada que ver con las zapatillas actuales, pero en esa época eran los deportivos ideales, zapatillas ligeras, con suelas de cuero o de madera que en vez de flexibles eran rígidas en el pedaleo enérgico del ciclista.

El casco

En el año 2003, Andrei Kivilev sufrió una caída que el costo la vida por un golpe en la cabeza cuando competía en la segunda etapa de la Paris- Niza, este hecho marcó a la UCI, para que junto con los directores de los equipos y los organizadores de la carrera, se impusiera el uso de casco de forma obligatoria en las competencias profesionales.

Posteriormente, dicha norma entre en vigor, a pesar de que en ese momento exoneraba a los ciclistas de montaña. Durante algún tiempo muchos de los corredores aparecían con un accesorio de extraña apariencia en la cabeza, que se basaba en unas tiras elaboradas en cuero que tenían un almohadillado que se unía a la barbilla por medio de una hebilla. Esos eran los cascos utilizados en ese tiempo para la protección del ciclista.

El sillín

Actualmente los sillines elaborados en cuero se notan como un componente con toque retro, que proporciona una simpática imagen a la bicicleta.

Por el momento el cuero utilizado para los sillines proporcionaba ciertas ventajas para en cuanto a la comodidad del ciclista. Sin embargo los inconvenientes no se le alejaban del material: el agua y el sudor lo deterioran,  se estira con el uso constante y se debe ajustar de manera continua.

Cableado

Al llegar los grupos con sistemas electrónicos y los cuadros manufacturados en fibra de carbono, el cableado de los frenos, los cambio, entre otros, han sido colocadas en la parte interna de las bicicletas, con una disposición de horquillas, manillares y bastidores con un lugar de almacenaje específico para que la función no desentone. Antiguamente los cables iban por fuera en la parte de arriba del tubo del cuadro.

El cierre tipo mariposa

Antes de que los ciclistas se preocuparan por las lesiones que los discos de los frenos pudiesen provocar si se daba una caída, se utilizaban un sistema básico que servía para que las ruedas se fijaran al cuadro de las bicicletas, algo similar al sistema de los abrelatas.

Los cierres de mariposa  dejaron avanzar hasta las tuercas de avellanas, y luego abrieron paso a los cierres rápidos que son los que se utilizan en la actualidad.

 

Compact, la evolución de los desarrollos en el ciclismo de carretera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *