Saltar al contenido

Cómo la hormona de crecimiento influye sobre el rendimiento deportivo

12 febrero, 2018
hormona de crecimiento

Esta semana ha saltado a la luz la noticia del positivo del ciclista Samuel Sánchez por la utilización de la hormona de crecimiento. Esta hormona provoca determinados cambios en el organismo, aumentando el rendimiento deportivo.

[piopialo vcboxed=”1″]La hormona de crecimiento aumenta la masa muscular y la producción de glucógeno en el hígado.[/piopialo]

Hormona de crecimiento

Esta hormona, denominada también somatotropina, se produce de forma natural en la glándula hipófisis, localizada en el cerebro.

Como su propio nombre indica, esta hormona hormona está implicada directamente en el crecimiento de los huesos y de los órganos (exceptuando el cerebro). Pero además también tiene otras funciones como el aumento de la masa muscular y el aumento de la producción de glucógeno por parte del hígado.hormona de crecimiento

Esta hormona tiene usos terapeúticos sobre todo en dos circunstancias, los niños con problemas de crecimiento y adultos con déficit en la producción de esta hormona.

Uno de los casos terapeúticos más conocidos con esta hormona es el futbolista Lionel Messi, que durante su adolescencia fue tratado con somatotropina debido a sus problemas de crecimiento.

Hormona de crecimiento y dopaje

Como hemos comentado anteriormente, esta hormona tiene dos funciones principales que hacen aumentar el rendimiento deportivo. El aumento de masa muscular y el aumento de la producción de glucógeno por parte del hígado.

Esas dos funciones pueden hacer que aumente el rendimiento en los deportistas, ya sean ciclistas, atletas, futbolistas, etc.

El uso de esta hormono con fines de aumentar el rendimiento deportivo son muy tentadores, ya que es muy complicado detectarla en un control antidopaje. De hecho es una sustancia que sólamente puede detectarse en las 48 horas posteriores a su administración. hormona de crecimiento

El primer positivo en el ciclismo por hormona de crecimiento tuvo lugar en el año 2010, y su protagonista fue el ciclista alemán Sinkewitz, del conjunto T-Mobile, que en el año 2007 ya dio positivo por testosterona.