Saltar al contenido

La prueba de esfuerzo, el preámbulo para una mejor planificación de tus entrenamientos en bicicleta

1 febrero, 2016
La Prueba De Esfuerzo, El Preámbulo Para Una Mejor Planificación De Tus Entrenamientos En Bicicleta 1
En nuestro anterior artículos, con relación al entrenamiento base detallamos que posterior a este periodo era momento para realizar una prueba de esfuerzo el cual nos permitirá apreciar el desempeño en conjunto tanto de sistema cardiovascular, el aparato respiratorio y sanguíneo con lo cual se podrán medir de forma directa estos parámetros para realizar una evaluación.

Ahora bien, para obtener un análisis confiable es necesario que la prueba de esfuerzo se realice de la mano de especialistas en la medicina deportiva (gente que además de ayudarte en el análisis podrían colaborar en la planificación de tus entrenamientos –teniendo en mente el deporte que te gusta disfrutar-).

Además debes de tener en cuenta que la prueba se debe de realizar en un cicloergómetro para así emular la práctica de un entrenamiento en bicicleta; mientras que en una cinta o tapiz se puede llegar a simular un trote a pie. De igual forma, debes de considerar la existencia de diversos protocolos  de la prueba, por lo que el resultado puede ofrecer diversas perspectivas en relación al tipo de prueba que se haya realizado.

Así, dentro de todo tipo de deporte popular, encontrarás pruebas que te permiten conocer a detalle el máximo de la frecuencia cardíaca, entre toda una gran variedad de datos específicos dependiendo del fin competitivo (obteniendo muestras de potencia y lactatos para así delimitar los diversos umbrales para un entrenamiento).

Con lo cual ente la prueba de esfuerzo, podrás también realizarse una exploración clínica en lo general, conociendo el balance en la estructura ósea para detectar complicaciones que puedan involucrar problemas con la columna vertical, la altura en las caderas e incluso dismetrías (diferentes medidas en la extremidades inferiores). Y es que este último detalle, de gran relevancia, puede ser corregido con ligera facilidad y se pueden evitar algún tipo de lesión muscular (lesiones que pueden provocar contracturas y sobrecargas).

Sin embargo, los datos que te deberían de interesar principalmente son los detalles a los que podría echar mano para aumentar tu rendimiento en carretera o bien por mero entretenimiento.

Tumblr_N33Fqn6Gwd1T2Btnwo1_1280 (1)

Que actividades involucran la prueba de esfuerzo

Así pues sólo queda conocer  las actividades que involucran la prueba de esfuerzo,  y una de las primeras operaciones que realizas involucran el simple hecho de soplar, una prueba (la de espirometría) que debe de repetirse una buena cantidad de veces para obtener los resultados deseados.

De tal modo que deberás de obtener e FEV1 (volumen expiado forzado desde el primer segundo), el FVC (obteniendo la capacidad vital forzada) y el Índice Tiffeneau (este último que se relaciona con la capacidad vital forzada y la capacidad vital lenta –no con la FVC-).

Con lo cual, el siguiente paso es lo que se relaciona con el peso (esto a través de un estudio Cineantropométrico); este estudio permitirá analizar la composición corporal, conociendo lo que debe de ocupar las diversas masas que se encuentran en nuestro cuerpo  (conociendo el peso de la grasa, el óseo, el residual y el muscular), para así obtener el cálculo de tu somatotipo (que no es otra cosa que la asociación de los diversos tipos de cuerpos humanos con sus tipo de temperamentos).

División de los diversos tipos de cuerpo y que se adecuan sus temperamentos

Así, atendido el Somatotipo se puede realizar la siguiente división: Endomorfos, para los que tiene una estructura ósea grande que deberán de llevar una rigurosa dieta y quienes deben de realizar una larga y buena base aeróbica para así potencia el metabolismo de tus grasas (además de acostumbrar a tu cuerpo el consumo de las mismas).

Mientras que otra división es Mesoformos, o aquellas personas que pueden ganar gran musculatura con relativa facilidad; esta clasifica involucra a aquellos afortunado que con un buen régimen de entrenamiento y con el bajo porcentaje de las grasas (las cuales se pueden perder con gran facilidad), presenta aspiraciones deportivas realmente relevantes.

Finalmente se encuentra aquellos que se pueden clasificar como Ectomorfos, y son aquellas estructuras que por su naturaleza son extremadamente delgados (incluso son aquellas personas que sin importar lo que beban o coman difícilmente engordarán); una clasificación que deberá de enfocarse en tener la alimentación adecuada y tener una muy buena labor en el gimnasio para ganar algo de peso (pero sin que esto se vuelva una obsesión).

Y en sí para sacar esta comparativo se deberá de realizar en relación con la edad y nivel deportivo para así obtener un resultado final. Al final, sólo quedará tratar con los parámetros que emplearás para así regular tus cargas de entrenamiento (tanto en volumen como en intensidad), para poder obtener tu verdadero estado de fortaleza al momento de realizar alguna prueba.

Recuerda que gran mayoría de estas recomendaciones vienen de parte de Chema Arguedas y su portal en línea Planifica tus Pedaladas.

Imágenes de tumblr.com

Fuente de vídeo Mississippi College Kinesiology