Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

¿Merece la pena Comprar un ciclocomputador?

5 septiembre, 2020

Hacer ciclismo cada vez tiene más auge entre la sociedad destacando las ventajas que aportan sobre la condición física de la persona, y en vista de que hay tanta variedad de terrenos, el ciclismo se vuelve un deporte muy versátil. No obstante, hay quienes toman esta actividad física a un nivel más profesional y es allí cuando se preguntan: ¿merece la pena comprar un ciclocomputador?

Siendo el ciclocomputador un aparato que puedes usar en la bicicleta y que te permitirá llevar el registro de tu avance en resistencia física, es claramente uno de los equipos que muchos ciclistas profesionales (y no profesionales) emplean en sus entrenamientos. Calcula la velocidad, distancia, tiempo e incluso funciona como potenciómetro.

Independientemente del tipo de ciclocomputador, en esta era de la información se considera apropiado contar con un dispositivo que ayude en el registro y control de las tareas o actividades que se realizan.

Teniendo esto en cuenta, lee a continuación sobre los tipos de ciclocomputadores, que el Ultimo Triatleta nos habla sobre sus ventajas, desventajas y si son realmente necesarios durante tu entrenamiento.

Tipo de ciclocomputadores

Cada tipo de ciclocomputadores va dedicado hacia las necesidades o comodidades del ciclista, pues algunos prefieren equipos inalámbricos y otros cableados, con funcionalidades más complejas o modelos más sencillos y baratos.

Ciclocomputador cableado

Este tipo puede ser más asequible para muchos y solo hay que conectar el cable alrededor de la bicicleta, ideal para cuando se quiere un sensor de velocidad en la rueda delantera. Sin embargo, por ser un dispositivo que tienen cables puede resultar ser aparatoso o lucir desordenado cuando se agregan otros sensores.

Ciclocomputador inalámbrico

Es un avance en la escala de ciclocomputadores porque no se necesitan cables para su funcionamiento o mediciones. Estos pueden funcionar como un potenciómetro y calcular la potencia relacionada con la velocidad, así que es un aparato útil para llevar a cabo entrenamientos.

La ventaja que tienen estos modelos sobre los anteriores es que no tienen cables, así que puedes emplear distintos sensores sin ninguna molestia, aunque en ocasiones podrían presentar problemas debido a la interferencia.

Ciclocomputadores con GPS

Los que tienen GPS, además de archivar la velocidad, registran la distancia y rutas por las cuales se maneja la bicicleta. Este el modelo que prefieren muchos profesionales para hacer seguimiento de los mapas o cargas datos del recorridos, así como ver los registros de rutas anteriores.

La ventaja de estos es que cuentan con programas como Strava que permiten la conexión con ciclistas de todo el mundo que estén registrados allí, además sirve para cargar los datos de los entrenamientos y la mejoría exponencial que se tenga. Igualmente son fáciles de intercambiar si se tienen distintos modelos de bicicletas.

Ventajas y desventajas

Ventajas

  • Realiza mediciones de velocidad y distancia con precisión.
  • Puede recopilar mayor cantidad de datos respectivos al ciclismo.
  • Algunos modelos puedes sincronizarse con el Smartphone o la computadora de escritorio para exportar los datos.
  • Los que no tienen GPS tienen sensores específicos para cada función, así que pueden ser más precisos cuando se quiere información de la temperatura o cadencia.

Desventajas

  • Algunos tipos (como los de GPS) son más costosos, aunque ofrecen más prestaciones.
  • Los que tienen sensores por cable son más engorrosos de instalar, en cambio los inalámbricos son más sencillos.

¿Son realmente necesarios?

En vista de que pueden aportar información más detallada sobre el desempeño de los ciclistas y llevar con seguridad el progreso del entrenamiento –así como volver una posibilidad el competir con los registros de ciclistas que están lejos, es un aparato que se vuelve cada vez más indispensable hoy en día.

Este accesorio puede considerarse esencial para sacar todo el potencial al montar, y es que llevar con precisión cada dato como un potenciómetro, registrando la velocidad, distancia y más mediciones que dependerán del tipo de ciclocomputador que se tenga.

Puede que no sea realmente necesario para quienes usan el ciclismo como un pasatiempo y sin intención de llevar el registro de los avances que hacen al montar por una misma ruta, pero lo será para quienes quieran gozar de las funcionalidades que tienen.

Más adelante, la pregunta más apropiada es ¿cuál es el ciclocomputador o potenciómetro correcto? Pues estará estrictamente relacionado con lo que se necesita. Algunos no querrán uno con GPS integrado o conexión con otros aparatos, sino que los modelos más básicos bastarán.

Ciclocomputador y rendimiento

Aunque parezcan dos cosas completamente aisladas, el rendimiento y estos aparatos pueden verse relacionados porque al contar con uno de estos dispositivos se puede hacer la preparación de las rutas para el entrenamiento, llevar un registro del progreso en la condición física, historial de velocidad, lugares recorridos y muchos datos más.

Mientras que los modelos básicos pueden ofrecer las mediciones estándar y que sirven perfectamente para quienes están iniciando en el mundo del ciclismo, están los de gama alta que tienen funciones más especiales como poder observar mapas, medir la cadencia del pedaleo, contar vueltas e incluso tener conectividad con el Smartphone.

Sin duda alguna contar con un ciclocomputador que permita observar en tiempo real los datos de las rutas será un incentivo para gran rendimiento, porque si hay algo que las personas tienen, es la competitividad y las ganas de romper sus propios records. Teniendo un punto de partida del rendimiento previo, siempre se querrá sobrepasarlo.