Saltar al contenido

Cómo posicionar el cuerpo para afrontar subidas y bajadas de gran desnivel

22 julio, 2017
cuerpo

Las bicicletas de montaña tienen desarrollos suficientes como para afrontar subidas con grandes pendientes. Estas pendientes pueden superar fácilmente el 20% de desnivel y si colocamos el cuerpo correctamente las podremos subir.

[piopialo vcboxed=”1″]La posición del cuerpo tanto en subidas como en bajadas de gran pendiente es fundamental.[/piopialo]

Posición del cuerpo en las subidas

Imaginemos que vamos con nuestra bicicleta de montaña y nos tenemos que enfrentar a una rampa del 25% de desnivel. Vamos a ver cómo tendríamos que colocarnos en la bicicleta para poder superarla.

Si comenzamos a subir la rampa colocados en una posición normal, la propia inclinación de la rampa hará que el centro de gravedad se desplace en exceso hacia atrás, llegando inlcuso a levantar la rueda delantera de la bicicleta.

cuerpoPor este motivo tendremos que desplazar el centro de gravedad de nuestro cuerpo al máximo hacia adelante.

Deberemos ir sentados en la bicicleta y colocar nuestro trasero en la parte más adelantada del sillín que podamos. De este modo la estamos desplazando nuestro centro de gravedad hacia adelante.

Pero además de colocarnos en la parte delantera del sillín también tendremos que inclinar nuestro tronco hacia adelante todo lo que podamos, como si fuéramos a comernos el manillar de la bicicleta.

Así conseguiremos tener desplazado hacia adelante nuestro centro de gravedad y la bicicleta no hará caballito.

Una vez estamos en esta posición solamente queda apretar los dientes y tirar de fuerza para superar la rampa. Es recomendable ir sentado, ya que si nos ponemos de pie corremos el riesgo de que patine la rueda trasera y perdamos tracción.

Posición del cuerpo en las bajadas pronunciadas

En las bajadas el concepto es justo el contrario al que hemos aplicado en la subida. Tendremos que desplazar nuestro centro de gravedad todo lo que podamos hacia atrás.

Si afrontamos una bajada muy pronunciada en la posición habitual el centro de gravedad estará en la parte delantera de la bicicleta y corremos el riesgo de salir volando por encima del manillar.

cuerpoEn este caso tendremos que colocarlos en la parte más atrasada que podamos del sillín, y nuestro tronco también deberemos echarlo ligeramente hacia atrás.

Así conseguiremos desplazar nuestro centro de gravedad hacia la parte trasera y afrontaremos la bajada con más seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *