Saltar al contenido

¿Cómo prevenir las lesiones más comunes en el ciclismo?

25 diciembre, 2021
¿Cómo Prevenir Las Lesiones Más Comunes En El Ciclismo? 1
No importa que el accidente sea causado por un mal ajuste mecánico o por sobre entrenamiento, la lesión es parte vital del ciclismo, parte de un principio de ser la razón desafiante para volver a montar todos los días. Sin embargo, existen algunas lesiones que son imposibles de evitar, son lesiones que en algún momento llegaran y debemos estar preparados para poder evitarlas.

Identifica y previene las lesiones más comunes en el ciclismo

La tendinitis de Aquiles

Esta lesión es causada por una excesiva inflamación, no se debe confundirse con la ruptura del tendón de Aquiles, esa lesión es mucho más dolorosa y repentina, la cual requiere atención medica inmediata. La tendinitis de Aquiles suele ser debido a los malos ajustes de la bicicleta, también la posición de las zapatillas puede formar la base para esta lesión.

¿Cómo Prevenir Las Lesiones Más Comunes En El Ciclismo? 2

Índice

    ¿Cómo tratar esta lesión?

    Tómese un respiro y descanse, utilice hielo para calmar la inflamación. El ibuprofeno también suele ser un gran aliado para los ciclistas, es de gran ayuda para las inflamaciones, para que el Ibuprofeno funcione debe estar en el cuerpo por un par de días. Si su lesión no es por sobre entrenamiento entonces lo más probable es que haya sido por el sillín de la bici, el sillín demasiado alto mantiene el pie en flexión plantar lo que causa la contracción constante de los músculos de la pantorrilla, asegure su asiento y el sistema de fijación de sus zapatillas para prevenir esta lesión.

    Tendinitis rotuliana

    Justo debajo de nuestra rotula se encuentra el tendón rotuliano. La tendinitis rotuliana en la mayoria de sus casos es debido a microtraumatismos de repetición  esta es causada por tener un asiento demasiado bajo o demasiado alto. Los músculos de nuestros glúteos no están siendo utilizados como deberían ser, el resultado es que nuestros cuádriceps se fatigan y se acumula de trabajo muscular.¿Cómo Prevenir Las Lesiones Más Comunes En El Ciclismo? 3

    ¿Cómo tratar esta lesión?

    Algunas veces el sillín demasiado bajo le perjudicaran los músculos isquiotibiales y los glúteos, es importante equilibrar el trabajo en todos los músculos, los cuádriceps, los isquiotibiales y los músculos del glúteo de esta manera no se fatigará un solo grupo.Trate de variar su cadencia de pedaleo cada ciclista tiene su preferencia, se recomienda dividir el entrenamiento en una cadencia alta de 90-120 revoluciones por minuto, esto puede ayudar a prevenir lesiones. El aumento de su cadencia le contribuirá mejoras a nivel cardiovascular.

    Fractura de clavícula/escafoides

    Durante un accidente en bici estos dos huesos suelen fracturarse con mas frecuencia, también el escafoides suele romperse a menudo (hueso del carpo en el lado pulgar de la mano), estos son los puntos débiles que absorben el impacto cuando nos caemos de la bici. Es necesario atención medica rápida, es muy común que el escafoides sea roto por caerse, es un hueso muy pequeño y el dolor es bastante soportable, esto puede ser peligrosos porque el suministro de sangre a los dedos puede verse afectado a tal punto de ser una necrosis vascular.
    ¿Cómo Prevenir Las Lesiones Más Comunes En El Ciclismo? 4

    ¿Cómo prevenir esta lesión?

    Algunas veces no decidimos si queremos fracturarnos un hueso, el consejo general es que cuando vaya en bicicleta trate de mantener los dedos en el manillar, nuestro cuerpo puede absorber el golpe en vez de nuestras manos.

    Dolor de espada baja

    Un mal ajuste en la bici y largas horas manejando agresivamente pueden ser las culpas principales que conducen a un dolor de este tipo, una lesión en este punto puede conducir a condiciones graves relacionadas con los nervios y la ciática.

    ¿Cómo Prevenir Las Lesiones Más Comunes En El Ciclismo? 5

    LEER MÁS: Así afecta el ciclismo a tu espalda, principales lesiones

    ¿Cómo prevenir esta lesión?

    Fortalecer el núcleo de nuestro cuerpo nos puede ayudar a mantener la posición de equitación por períodos más largos de tiempo, mientras aumenta el equilibrio y la energía.