Saltar al contenido
MTB

Cómo reparar una cubierta de mtb rajada en mitad de una ruta

3 diciembre, 2019
www.merkabici.es

El problema más habitual que ocurre cuando salimos con nuestra bicicleta de montaña son los pinchazos. Esta avería tiene fácil solución si llevamos el material adecuado. Sin embargo, un problema más grave es cuando rajamos la cubierta. Vamos a ver cómo podemos reparar esta avería por lo menos para salir del paso y poder continuar nuestra ruta.

Rajar una cubierta no es algo muy habitual, pero si no sabemos cómo repararla adecuadamente puede dar al traste con nuestra ruta, y lo que es peor, tendremos que caminar hasta llegar a algún punto donde puedan recogernos.

Esta avería sucede principalmente por dos motivos fundamentales. El primero de ellos sería por llevar las cubiertas demasiado gastadas. Si las cubiertas van extremadamente gastadas y casi no tienen dibujo, las probabilidades de que se rajen son bastante más elevadas que con una cubierta en buen estado. Con una cubierta en muy mal estado basta con el roce de una piedra que tenga un poco de filo para que se produzca la raja.

El otro motivo sería pasar por alguna zona que tenga elementos extremadamente cortantes. Por ejemplo cuando nos enfrentamos a alguna zona con piedras de tipo pizarra, que tienen los cantos muy afilados podemos rajar.

Es muy importante llevar con nosotros una multiherramienta que tenga una pequeña navaja o tijera para reparar una cubierta rajada.

Reparar la raja de la cubierta

Evidentemente una cubierta rajada está para tirarla, pero con esta reparación podremos aguantar los kilómetros suficientes como para no tener que ir andando.

En primer lugar destalonaremos la cubierta y sacaremos la cámara que hemos pinchado. A esa cámara le cortaremos la válvula. Lo ideal es llevar con nosotros una multiherramienta que tenga una pequeña navaja o unas pequeñas tijeras, que para estas situaciones nos va a venir muy bien.

reparar

Producto disponible en Amazon.es

    Una vez hemos quitado la válvula colocaremos esa cámara pinchada en el interior de nuestra cubierta rajada. Posteriormente introduciremos la cámara nueva, talonaremos la cubierta e hincharemos.

    De este modo tendremos la protección extra de la cámara pinchada a la que le hemos quitado la válvula para evitar volver a pinchar en ese punto.

    Si introdujéramos directamente la cámara nueva en la cubierta rajada tendremos muchas papeletas de volver a pinchar en ese mismo punto, ya que no habrá ningún tipo de protección para la cámara.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *