Saltar al contenido
Merkabici

Rodando en verano I

11 junio, 2014
 

 

Las bicicletas son para el verano, dice la novela, y la película y la obra de teatro, y hasta tu tío que nunca ha ido más allá de ver el tour cuando ganaba Indurain y eso entre siesta y siesta de tintorro bien frío. Pero lo cierto es que tienen razón y que es en verano cuando más salimos con nuestra bicicleta, porque realmente el calor nos anima y siempre es agradable poder acercarnos a ese puerto que tanto nos gusta subir con la certeza de que, seguro, esta vez no habrá nieve en la cima y no nos congelaremos en el descenso.

 

No obstante, también debes de tener en cuenta algunos consejos básicos para disfrutar de tu bicicleta en los días de más calor, para intentar que la salida tenga el mejor final posible. Aunque parezca más agradable que el frío o el viento, el calor extremo también puede hacer que los cicloturistas suframos y arruinarnos el día…y varios posteriores.

 

Así que, allá van unos consejos generales.

 

&Iquest;Las Bicicletas Son Para El Verano?
&Iquest;Las Bicicletas Son Para El Verano?

Lo primero es la advertencia general que siempre te damos. Piensa que eres un cicloturista, que no te ganas la vida con esto y que, en teoría, lo haces solamente para divertirte y disfrutar. Así que si algún día no te apetece achicharrarte bajo el sol o tienes miedo de esa ola de calor africano de la que tanto hablan los informativos de la tele…quédate en casa. Ya verás como hay un montón más de días en los que puedes disfrutar a tope con tu bici.

 

Pero bueno, una vez que ya has decidido salir, al menos hazlo con una serie de conocimientos básicos sobre el tema.

 

Y No Te Olvides Del Agua
Y No Te Olvides Del Agua

Lo primero es el agua. Evidentemente cuanto más calor hace es más necesaria la hidratación continua, para que el cuerpo reponga al menos algo de los líquidos que pierde con la sudoración. En principio esta hidratación debería ser más sencilla que en invierno, por la propia sed que iremos teniendo y que nos obligará a beber. Pero aun este gesto tan sencillo hay que hacerlo siguiendo unas pocas normas. Debemos de beber agua dando pequeños sorbos, nunca darnos un atracón que nos pudiera caer mal al estómago. Además hay que beber casi desde el comienzo de la salida, cuando llevamos unos quince minutos pedaleando. Nada de salir sin agua en la pnchera e ir parando en todas las fuentes, porque eso garantiza no poder cumplir las dos reglas anteriores. Ademra lo haces no te gaos con la bebida durante este verano. mpre tomaba agua a temperatua ambiente de sus botellines, aunque fueraás hay que procurar beber siempre el líquido a temperatura ambiente. Si, ya sé que en ciertos días eso es poco menos que imposible sin tener la sensación de estar tomando sopa, pero beber agua muy fría puede resultar nefasto para tu estómago, llegando a provocar un corte de digestión combinado con el calor ambiental. Si te sirve de algo piensa que el gran Miguel Indurain siempre tomaba agua a temperatura ambiente de sus botellines, aunque fuera en mitad de la canícula del Tour de Francia. Si tú lo haces no te garantizo que ganes cinco veces en París, pero sí que no tendrás problemas digestivos con la bebida durante este verano.