Saltar al contenido
MTB

Tija telescopica ¿merece la pena montarla en una mtb?

3 abril, 2020
Tija telescopica ¿merce la pena montarla en una mtb?

Si eres de esos biker que cuando se va a enfrentar a una bajada con mucha pendiente y dificultad y no te sientes seguro encima de la bicicleta puede que te venga bien montar una tija telescópica.

Qué es una tija telescópica

Una tija telescópica no es más que una tija que tiene un recorrido mediante el cual la podremos bajar en plena marcha. De este modo estaremos disminuyendo la altura del sillín de nuestra bicicleta, bajando el centro de gravedad de nuestro cuerpo.

Hay muchos modelos de tijas telescópicas, con diferentes recorridos. Cuanto más recorrido tenga la tija más la podremos bajar.

Tija telescopica ¿merce la pena montarla en una mtb?
Tija telescópica ¿merece la pena montarla en una mtb?

Qué ventajas tiene utilizar una tija telescópica

Como hemos comentado anteriormente, este componente nos va a permitir poder bajar la altura del sillín de nuestra bicicleta en plena marcha. Conseguiremos bajar nuestro centro de gravedad, lo que va a proporcionar al biker un mayor control de la bicicleta en bajadas complicadas y pronunciadas.

Al tener un mayor control sobre la bicicleta se ganará mucha estabilidad y se trazarán mejor las curvas. Además no tendremos la sensación de salir volando por encima del manillar.

La únicas desventajas que vamos a encontrar en una tija telescópica son el precio, ya que son bastante más caras que las tijas normales, y el aumento de peso. Estas tijas suelen pesar entre 300 y 400 gramos más que las tijas habituales.

Qué recorrido es el ideal

El recorrido de la tija telescópica es el número de milímetros que va a ser capaz de descender. Aquí va a depender de cada uno qué recorrido escoger. Habrá bikers que con recorridos muy reducidos, de 100 mm o menos es más que suficiente. Sin embargo habrá otros bikers menos habilidosos que necesiten tijas telescópicas con un recorrido mayor para sentirse seguros.

Tija telescopica ¿merce la pena montarla en una mtb?
Tija telescopica ¿merce la pena montarla en una mtb?

Hidráulica, mecánica o inalámbrica

En cuanto al mecanismo mediante el cual vamos a ser capaces de bajar la altura del sillín en plena marcha, existen tres mecanismos.

  1. Tijas mecánicas: son aquellas que utilizan un cable para reducir la altura de la tija. Son las más sencillas y las que necesitan más mantenimiento.
  2. Tijas hidráulicas: en este caso la tija va a descender gracias a un circuito hidráulico. Son más precisas y suaves que las tijas mecánicas.
  3. Tijas inalámbricas: esta es una de las novedades más importantes que ha salido últimamente. Se trata de tijas que funcionan sin cables, mediante control remoto.

La tija telescópica permite hacer variaciones en la altura del sillín trabajando con nuestro peso y durante la marcha, gracias a una palanca disponible bajo el sillín.

Si ya lo conoces, sabes que la experiencia de uso es excelente, si por el contrario aún no te has animado.

Esta herramienta es especialmente práctica durante los recorridos que incluyen pendientes pronunciadas, donde es necesario ajusta el centro de gravedad, hecho que se logra bajando el sillín.

Ahora bien, las tijas telescópicas viene en varias presentaciones. Veamos cuales son:

  • De cableado interno y control remoto: Aunque requiere de un cuadro preparado para dar cabida al cableado, es una de las presentaciones más comunes disponibles.
  • Con cableado externo y control remoto: En este caso el cable va en el tubo horizontal por el exterior hasta la tija.
  • Palanca debajo del sillín: Cuenta con una leva bajo el sillín que nos permitirá ir haciendo las variaciones
  • Sistema wireless: En este caso trabajan gracias a un control eléctrico que está en el manillar y que se conecta inalámbricamente.

¿Qué necesitamos para cambiar la tija?

  1. Pinza cortacables
  2. Una cinta para medir
  3. Llaves allen
  4. Pasta para carbón

Pasos para cambiar la tija telescópica

Para arrancar, tenemos que medir desde el eje del pedalier, específicamente el centro hasta la parte elevada del sillín, así como el trecho existente entre la punta del sillín y el manillar en el centro.

A partir de aquí toca desmontar, retirando primero el sillín y a continuación la tija.

Para montar la tija nueva, debemos primero considerar si el cuadro es aluminio. Si es el caso, vamos a engrasar primero, con cualquier grasa. Si es carbono, entonces lo haremos con la pasta especial para ello.

Ahora, utilizando las medidas que hicimos previamente con la tija anterior, vamos a instalar el sillín de nuevo, de forma totalmente plana.

Prueba el mando en el manillar, haciendo diferentes pruebas en distintos puntos para asegurarte de conseguir el mejor punto posible, buscando el más cómodo para alcanzarlo y emplearlo estando en marcha.

Ahora vamos con el tramo de funda para medida. Coloca suficiente, de hecho es mejor que sea en exceso, para estar seguros que no se tensara cuando corresponda girar el manillar.

Hemos llegado al punto de pasar el cableado desde el control a la tija, o al revés, según la tija que estés instalando. Luego lo vamos a tensar un poco y lo fijamos en la leva de la tija.

Asegúrate que la tija esta funcionando de manera adecuada antes de cortar el sobrante. Asegúrate que la tija no baje estando tú sentado en el sillín si accionas el control. Si esto pasa, lo mas seguro es que falte tensión. En el caso contrario, si no logra quedarse en la parte superior, la tensión del cable es demasiada.

Después de pasadas estas pruebas y que te asegures que todo está funcionando correctamente, puedes procederá cortar el cable y fijar el resto de funda propiamente.

Tutorial en vídeo del montaje de una tija telescópica.

Fuente vídeo:  La Bicicleta

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *