Saltar al contenido
MTB

Todo lo que querías saber sobre las fat bikes

14 marzo, 2019

Las fat bikes se están posicionando y llamando cada vez más la atención de los aficionados del mundo del ciclismo, sin embargo hay muchos mitos en torno a las fat bikes y la verdad es que estamos poco informados al respecto.

Por ello, aquí te vas a reunir un buen resumen de todas las cosas que indudablemente tienes que saber sobre este tipo de bicis, cuales son sus ventajas con respecto a una bicicleta convencional y cómo elegir la correcta.

¿De dónde provienen las fat bike?

Aunque ahora es cuando se han puesto de moda las Fat bikes entre los aficionados y las tiendas, la realidad es que su aparición se trata más bien de un rescate de lo retro que de un invento actual.

Los orígenes de ese tipo de bici tienen lugar en el siglo XIX, desde donde se reflejan algunos textos y recursos gráficos que refieren bicicletas muy similares en concepto a lo que hoy vemos como fat bikes.

Usos de una Fat bike

Por lo general cuando pensamos en una fat bike lo primero que asociamos es nieve o desierto, tomando en consideración que fue en estos terrenos donde tuvo origen este tipo de bicicleta. Sin embargo su uso no está limitado a solo este tipo de terrenos.

Más bien se trata de bicis adecuadas para recorridos con quebrados, teniendo en consideración que el ancho de la llanta provee una cierta suspensión a la bici, lo que genera comodidad y facilidad para el desplazamiento en este tipo de terrenos.

Tratándose de su neumático de grosor, que es la principal y distinguible diferencia con respecto a una bici tradicional, da un excelente margen de maniobrabilidad en especial en las bajadas o en el caso de ser un ciclista poco experimentado, que pueda confiar en su sensación de control gracias los cauchos nuevamente.

No podemos dejar de mencionar que en los casos con bastante barro son ideales. Las llantas gruesas son capaces de pasar por encima del lodo y superar estas condiciones sin temor a quedarte atrapado.

10 cosas que necesitas saber sobre las fat bikes

El peso no es sencillo de llevar

No se trata de la bicicleta más ligera disponible en el mercado. Por tanto, el arranque, las curvas y subidas serán tremendamente demandantes para ti por el peso de la bicicleta.

Las llantas son muy costosas

Una fat bike raramente sufrirá de una llanta pinchada, gracias al recubrimiento preparado con el que cuentan. Sin embargo, si llega a darse el caso del pinchazo, debes saber que tubelizar es complicado y que el cambio de cámara es costoso, mucho más que en el caso de una bike convencional.

No se lleva bien con el asfalto

Aunque son conocidas como las todo terreno, la realidad es que en el asfalto son bastante incómodas. Resulta desagradable el ruido que llegan a hacer y además no suelen desarrollar la velocidad máxima de su potencial, por el peso.

Serás bastante llamativo

No es un secreto que con una fat bike, atras miradas se irán hacia ti. A pesar que su uso se ha popularizado, aún las personas siguen viendo con extrañeza este tipo de bicicletas, en especial en la ciudad.

Cuenta con una excelente tracción

Este agregado permite que puedas llevar las llantas a baja presión, incluso a 1 bar o menos, en recorridos de playa o en el desierto.

Puedes pasar obstáculos fácilmente

Su gran flotabilidad permite que el pasar por obstáculos sea bastante cómodo y sencillo, logrando llevarnos diferentes obstáculos y adentrarnos en terrenos que bajo otras condiciones serían imposibles para otra bicicleta.

Es versátil en diferentes condiciones

Te permite responder a diversas condiciones de suelo y climáticas, que van desde nieve, pasando por barro, piedras y hasta arena.

La diversión está garantizada

La comodidad y sensación casi flotante de este tipo de bicicleta por sus llantas grandes, permite que el atravesar diversos terrenas sea fácil y divertido. Reducidas las limitaciones de terreno, todo es posible.

Una bicicleta segura

No deberás temer de las bajadas ni las empinadas. La tracción que te brindan los cauchos es la clave para que no existe mayor reto que disminuya el agarre y estabilidad.

No se trata de la bici mas rapida

Ya hablamos del peso que tiene una bicicleta como esta, por lo que indudablemente la velocidad no es uno de los atractivos de esta bici. Podrás pasar cientos de obstáculos, pero irás mucho más lento.

 

 

.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *