Saltar al contenido
Merkabici

Todo los que se necesita saber de la potencia en bici

25 octubre, 2021
Índice

    Potencia en bici

    Los datos de potencia son de gran importancia en cada segundo de actividad, están guiados por la lectura de potencia instantánea es un dato que cambia o varía con frecuencia.

    En caso de que no se quiera visualizar la fluctuación de los cambios en la pantalla, está la opción de elegir ver los datos de potencia suavizados.

    Son los últimos 3, 5 o 10 segundos del reloj hace la media potencia, ocasionando una fluctuación a menor valor y es más sencillo conseguir pedalear a una determinada potencia.

    Es preferible no suavizar más de 3 segundos, ya que se tiende a perder presión, disminuyendo la frecuencia y el ritmo constante y veloz, que un ciclista debe mantener en el camino.

    Hay que verificar y estar seguro que los datos que muestre la pantalla son los reales y no están alterados por algún error o daño.

    Potencia media y potencia normalizada

    La potencia instantánea mejora al usar la fuerza media y la potencia normalizada. Hay  que destacar que la potencia media realizada en esfuerzos menores a 5 minutos debe ser utilizada cuando la ruta es de menor esfuerzo y baja frecuencia.

    Con respecto a la potencia normalizada es utilizada en tramos donde la duración sea mayor a 5 minutos.

    El concepto de la potencia normalizada es un variable de cálculo realizado por el doctor Andy Coggan, con el que plantea llegar a un indicador confiable de buena intensidad de pedaleo, apoyado en la potencia.

    Este sistema tuvo como idea mejorar la calidad y precisión del dato de potencia, puesto que el anterior dato de potencia media no era un buen indicador para valorar la intensidad en las subidas o bajadas, puesto que en estas condiciones de terreno se agudiza la exigencia y debería aumentar la precisión.

    La potencia media y su función real

    Con un sencillo ejemplo se puede explicar mejor la potencia media y su función real. Es este.

    Se puede tener la misma potencia media en los dos casos: entrenamiento; 60 minutos rodando de manera suave y 60 minutos ejecutando series de subida, en las bajadas y los tiempos de descanso de las constantes series, la potencia media baja de una manera drástica. Quedando claro que, desde un punto de vista metabólico, la secuencia de la actividad del ejercicio no está nada relacionado uno con el otro.

    Al observar la potencia normalizada, es común ver que la rutina del entrenamiento en subidas tiene 40 o 50 vatios más de potencia normalizada.

    El dato que presenta la potencia normalizada es la equivalente de hacer un entrenamiento a ritmo constante.

    Por ejemplo, se hace un circuito de dos horas llenas de repechos, lo que quiere decir, que las piernas hacen un gran esfuerzo en la actividad física, terminando con una potencia media de 210 w y una potencia normalizada de 240w.

    Siguiendo la secuencia del ejemplo, la actividad antes mencionada es la equivalencia a realizar dos horas en un velódromo a 240w medios.

    Es un algoritmo que es muy puntual en las bajadas y que proporciona mayor valor a la alta intensidad del esfuerzo realizado, cabe acotar que es un esfuerzo extra.

    Una vez aclarados estos conceptos, se recomienda que cuando se entrena por vatios, se debe considerar fijar parciales en la orografía del camino para lograr regular la intensidad del pedaleo de cada tramo.

    Todo ello teniendo en consideración lo engorroso del camino, ya que esto influye en los valores tomados, puesto que de alguna manera el esfuerzo se ve afectado al subir o bajar.

    ¿Por qué es importante medir la potencia?

    El hecho de medir la potencia que cada ciclista es capaz de generar y mantener en la bici es una buena forma de valorar en qué condición física se encuentra el ciclista, y verificar que tan bueno es con los medidores actuales y modernos que se encuentran hoy en día, se asemeja a poseer un mini laboratorio en la bicicleta.

    El llamado laboratorio proporciona toda la información que se desea saber para evaluar el rendimiento físico, dentro de los cuales se encuentra la frecuencia cardiaca, la cual es una información súper útil para saber que tanto se debe mejorar, a pesar que no son muy comunes en el ciclismo de carretera, estos dispositivos cada día agarran mayor auge, teniendo como único inconveniente el precio.

    Cómo utilizarlos

    Es recomendable realizar un par de pruebas para conocer de mejor manera el funcionamiento, lo que ayuda a saber en qué estado actual se encuentra el conductor, una de las pruebas que se realiza con mayor frecuencia es la de 20 minutos máximo, tratando de que haya subidas para aumentar el esfuerzo y tener un resultado con mayor precisión.

    Cuando la prueba se ha realizado, se sabe la potencia que el ciclista posee, y sabe cuál es la capacidad real para emprender la ruta deseada, tomando como definición primordial la intensidad de referencia y el umbral funcional, esta define la mayor potencia que se es capaz de realizar, una vez conocidos estos datos se hace un cálculo del rendimiento que se puede obtener en cada entrenamiento.