Saltar al contenido

Un minuto y medio de tiempo para una protección infinita: nuevo antirrobo Duch

8 abril, 2013

duch

 

Desgraciadamente, los robos de bicicletas están a la orden del día; y por el mero hecho de aparcar una en la calle siempre se corre el riesgo de que sea sustraída. Tradicionalmente, se ha afirmado que los ladrones van un paso por delante de los que los persiguen, sin embargo, en este caso, el fabricante Construcciones Mecánicas Duch se ha adelantado a ellos y ha creado Duch Four Stars, un destacado mecanismo de seguridad para bicicletas, basado en el sistema pitón, que promete ahorrar más de un disgusto a sus propietarios.

 

Ahorro de tiempo y dinero

El buen material ciclista no es barato, para qué engañarnos. Lo que ocurre es que esta actividad genera tantas satisfacciones que muchas veces todo desembolso pasa a un segundo plano. Cuando nuestra bicicleta atesora componentes muy costosos, su protección se convierte en esencial, de ahí que sea necesario andar con mil y una precauciones; pero también contar con los sistemas de seguridad adecuados.

duch3En este sentido, el Duch Four Stars promete ser una protección realmente fiable. Está concebido de tal manera que es capaz de proteger las dos ruedas, el asiento y el chasis gracias a su ingeniosa forma y su cierre “a prueba de balas”. Este antirrobo pesa 2,3 kilos y tiene una longitud de 1,80 metros, siendo uno de los más largos del mercado. No obstante, una vez guardado en la bolsa de equipaje con la que se vende tan sólo ocupa 20x15x06 centímetros.

La propia Duch asegura que no se tarda más de un minuto y medio en colocar y que, una vez realizada esta acción, la bici es casi imposible de mover. La cadena está compuesta por una sucesión de resistentes tiras de acero inoxidable y respaldada por una serie de remaches de este mismo material que le hacen prácticamente imposible de doblarse o romperse.

 

Apoyarse en cualquier elemento

El Duch Four Stars es rígido para los ladrones, pero bien manejable para los propietarios de las bicicletas, pues cuenta con una estructura flexible que permite realizar el triple lazo, así como sujetarla en cualquier poste fijo, desde un árbol hasta un poste o un aparcamiento urbano.

Una de las cosas que más llama la atención -y que así se encarga Duch de remarcar- es su cerradura, a la cual la firma considera única en el mundo al contar con un séxtuple sistema contra: ganzúas, taladros, impactos, fuego, ácido y corrosivo. En resumen, no se abrirá si tú no lo deseas. Este mecanismo de cierre cuenta también con un sistema adicional de seguridad mediante el cual se impide extraer la llave si el antirrobo no está bien cerrado, lo cual también ayudará a ahorrar más de un disgusto a sus usuarios.

 

duch2¿Cuánto cuesta?

El precio del antirrobo Duch es de 66 euros y, además de la cadena, incluye una doble anilla de acero inoxidable para la protección del asiento, una funda impermeable de nylon para transportarlo y dos llaves. Todos estos componentes han sido fabricados en las instalaciones españolas de la firma, que los comercializa a través de su web oficial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *