[…] final de su recorrido, la información se canaliza, gracias a un neurotransmisor llamado acetilcolina, hacia el interior de la célula muscular y produce un fenómeno complejo que provoca el […]

Responder